Blanco Luminoso / Azul Lupino Metalizado / Rojo Racing
Rojo Racing / Blanco Luminoso
Gris Granito Metalizado / Negro Tormenta Metalizado
Negro Tormenta Metalizado

Otras motos

BMW S 1000 RR

Un icono entre las superbikes

La BMW S 1000 RR provocó una revolución en la categoría de las Superbikes desde el principio. A partir de ese momento, la moto siguió evolucionando, su probado concepto se fue perfeccionando y se incorporó la tecnología más avanzada. Sin embargo, un factor se mantuvo constante en todo momento: la impresionante curva de potencia de la RR y, en términos de prestaciones, es aún hoy una pionera.

Ahora, la S 1000 RR viene con DTC (Control Dinámico de Tracción) de serie para un dinamismo y una seguridad en carretera aún mayores. Como resultado, la S 1000 RR sigue siendo una pura sangre entre las motos deportivas, ya sea en la carretera o en el circuito. Y su innovadora tecnología permite disfrutar de sus prestaciones con más intensidad e inmediatez.

El aspecto de una ganadora, una experta, una luchadora

La RR es el paradigma de una Superbike, y lo mismo se puede decir de su diseño. Con su distintivo frontal Split Face y sus faros delanteros asimétricos, se reconoce al instante. La precisa “flyline” confiere un aspecto claro, y sus contornos y formas se complementan de manera soberbia. Irradia amor por las rectas y las curvas desde el frontal hasta el colín, y su ansia de altas prestaciones se puede percibir claramente. La RR comparte contigo el deseo de disfrutar de la potencia y la velocidad en estado puro.

Estadísticas excelentes. Prestaciones elevadas

El motor de cuatro cilindros en línea, refrigerado por agua de la S 1000 RR alcanza los 199 CV a 13.500 rpm, y un par máximo de 113 Nm a 10.500 rpm. Una cifras impresionantes que sus pilotos perciben. Pero incluso con prestaciones de este nivel, el DTC (Control Dinámico de Tracción) de serie garantiza una seguridad notablemente mayor.

Sorprende también que, a pesar de alcanzar sin esfuerzo este nivel de rendimiento, la S 1000 RR siga cumpliendo la normativa EU4.

Numerosos detalles permiten disfrutar de las prestaciones de la S 1000 RR incluso con más intensidad y contar con una mejor visión de conjunto en cualquier situación de tráfico. Los tres modos de conducción “Rain”, “Sport” y “Race” garantizan una coordinación óptima del acelerador electrónico y el sistema ABS, también en condiciones cambiantes. El DTC (Control Dinámico de Tracción) y el ABS, ambos incluidos de serie ahora, garantizan una mayor seguridad. El acelerador electrónico permite que la enorme potencia de la moto se administre de manera aún más precisa y directa. Con su alta resolución, el cuadro de instrumentos permite ver con mayor claridad aún los ajustes seleccionados, junto con la velocidad y el régimen del motor. Como resultado, podrás disfrutar en todo momento de una visión de conjunto óptima de las prestaciones de la RR y de la configuración.

Prestaciones y perfección hasta el más mínimo detalle

Sin embargo, aún es posible lograr un mayor refinamiento, por ejemplo, con los modos Pro Riding (accesorio opcional), con sus dos modos individuales, “Slick” y “User”, así como ABS Pro con sensor de inclinación. Incluso en la gama de prestaciones más alta, la RR incluye una serie de sistemas de comodidad, como el asistente de cambio Pro (opcional), que permite subir o bajar de marcha sin utilizar el embrague o el puño del acelerador para disfrutar de una mejor propulsión. Los sistemas Launch Control y Pit lane limiter también han sido tomados directamente del carril de boxes.

La S 1000 RR sigue siendo una superbike deportiva de primer nivel. Igual en la carretera que en el circuito.