Blackstorm metallic
Racing red
Light white

Otras motos

S 1000 R

Conquista las carreteras: sobre la BMW S 1000 R.

Una roadster reducida a lo esencial: las máximas prestaciones. 160 CV, 112 Nm de par y una relación potencia-peso de 1,29 kg por CV, y tus perseguidores desaparecen del retrovisor. Como ya hizo la superbike que la precedía, la S 1000 R marca un nuevo hito en su segmento.

Potencia lineal: el motor.

El motor de alto rendimiento de cuatro cilindros en línea procede de la RR, pero ha sido optimizado. El resultado: una entrega de par extremadamente lineal para una propulsión constante en toda la gama de regímenes. El motor de la S 1000 R tiene una potencia de 160 CV a 11.000 rpm, en tanto que el par máximo de 112 Nm a 9.250 rpm pone una sonrisa en la cara del piloto con cada giro del puño del acelerador.

Lista para atacar: el diseño.

Los genes de la S 1000 R resultan llamativos también a primera vista: agresivo diseño, distintivo frontal Split Face y características branquias. Y la "R" muestra mucho menos de su carenado afilado y musculoso. Algunos le llaman desnudez, nosotros decimos sencillamente que se concentra en lo esencial.

Versátil: los modos de conducción..

A la S 1000 R se le puede dar rienda suelta o se la puede domar con solo pulsar un botón, que incorpora de serie. El modo de conducción “Rain” proporciona una respuesta más suave del acelerador, con ABS y ASC adaptados a superficies mojadas. En tanto que el modo "Road" optimiza la respuesta del acelerador, ABS y ASC sobre el asfalto seco. Los modos Pro están disponibles como opcional para quienes buscan lo máximo: Los modos “Dynamic" y "Dynamic Pro" ponen a la "R" lista para superar los límites.

Control total: Race ABS y ASC de serie.

Mantenga el poder bajo control. Es por eso que la S 1000 R está equipada con Race ABS y ASC (control de tracción) de serie. Este dúo garantiza unas excelentes cifras de aceleración y deceleración al límite. Pueden activarse y desactivarse en marcha, haciendo posible un placer de conducir ilimitado.

Sin concesiones: las opciones de personalización.

Hay disponibles dos paquetes para la S 1000 R, cada uno de los cuales agrupa sensatamente las diferentes opciones: El paquete "Sport" incluye los modos de conducción Pro (Dynamic, Dynamic Pro), DTC (control dinámico de tracción), asistente de cambio y control de crucero. El paquete "Dinámico" comprende el DDC (control dinámico de la suspensión), puños calefactables, intermitentes LED y un espoiler del motor en el color de la carrocería. Además, habrá una amplia gama de piezas HP para la S 1000 R orientadas a los motoristas más exigentes.